AMIGURUMIS

Ese arte del crochet tejido en redondo convertido en muñequitos….cerditos, burritos, muñecas kokeshi e incluso monstruos!

 

 

 

 

 

No había usado una aguja de ganchillo nunca en mi vida, y cuando hace algunos años localicé por la red esos divertidos muñequitos tuve una necesidad loca de aprender a tejer, por suerte pude engañar a mi madre para que aprendiese ella a hacer el famoso anillo mágico (es un tipo de comienzo con el que se inician prácticamente todos los muñequitos amigurumi) para que luego me lo enseñase con calma, así que una vez aprendido eso una vez más el límite lo pone una misma!

Hay patrones de amigurumis de cientos de cosas:

  • Animalitos como osos, pájaros, conejos, patos…
  • Aliens y otros extraños y divertidos muñecajos
  • Monstruos (aunque no darían miedo a nadie)
  • Robots
  • Muñecas kokeshi
  • Y también frutas, flores, mariposas, piezas de sushi…

 

Mi primer amigurimi fue un sencillo conejito, muy fácil de hacer, pero que en ese momento me pareció todo un mundo, y además me salió tan malamente que lo bauticé como “birriagurumi”, luego le fui pillando el gustillo a las agujas y además me compré unas cómodas agujas de Clover, así que fui avanzando en la complejidad de los proyectos, últimamente los tengo un poco abandonaditos, pero cualquier día me lío con alguno 😀

 

Si te apetece ver con detalle alguno de los amigurumis que he hecho a la lo largo del tiempo y que sigo haciendo, puedes verlas haciendo click en la categoría AMIGURUMI de la izquierda o pinchando aquí